sábado, 27 de junio de 2009

Los meses, en minúscula

Nadie duda en el Reino Unido y en todos los países anglosajones, nadie duda en la vilipendiada culturalmente nación estadounidense, nadie duda, digo, de cómo escribir los días de la semana en esos lugares. Con mayúscula: Monday, Tuesday, Wednesday. Una norma básica que la gente aprende y no olvida en el resto de su vida.

Aquí, en España, la historia es, como siempre, más caótica. Sería mucho decir que la culpa de todo la tiene la desidia de mi querida RAE para fijar ciertas normas básicas, pero tampoco sería poco decir. Concho, ¡los meses no llevan mayúscula!

Pero uno se harta de recibir correspondencia, documentos oficiales y de ver carteles de convocatorias con la dichosa mayusculita, como si el acto que se anuncia fuera más importante.

Repitamos todos: ¡Los meses con minúscula! Y hagamos el ejercicio, no es tan difícil: enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Buenos días,
Mario

17 comentarios:

  1. Estimado d. Mario:

    Inaugurar la sección de comentarios de su blog no es cosa baladí. La posibilidad de la errata -en mi caso, ni le cuento- causa pavor.

    Al grano: un buen amigo y gran columnista, escribe los meses como los anglosajones. Insiste, a pesar de la advertencia y no entiendo por qué. Tendrá sus razones, pero no las entiendo.

    Me siento honrado. Le deseo una larga vida en la periferia del bit.

    P.d. la frase ¡los meses no llevan minúscula! ¿es correcta?

    ResponderEliminar
  2. Lo más correcto habría sido "los meses no se escriben con minúscula", pero creo que la frase entra dentro de lo correcto. No me sea usted ahora el contramario, amigo Passy, ¡jaja!

    Ya ve, soy capaz de reír si me lo propongo. En fin, sí, muchas gracias por su primer comentario. Lo agradezco sinceramente.

    Buenos días,
    Mario

    ResponderEliminar
  3. Me acaba de comentar mi sobrino que, en efecto, la oración "¡los meses no llevan minúscula!" es una contradicción de manual al mensaje que quería transmitir. No esgrimiré en exceso esta excusa, pero es la edad y la medicación. Ay, juventud, divino tesoro.

    Procedo a enmendar el salchucho.
    Buenas tardes,

    Mario

    ResponderEliminar
  4. Por fin tenemos un blog útil. ¿Es amigo de Sousa, Mario? Sé que le ayudará en sugerirle entradas para este blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Señor Blumm, no sé quién ese tal Sousa, pero estaré encantado de recibir cualquier tipo de sugerencia, siempre que sea bienintencionada.

    Buenos días,
    Mario

    ResponderEliminar
  6. Una magnífica idea de Don Mario.
    Aprenderé mucho y lo agradeceré.
    Un saludo con afecto sincero.
    Carmen

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Carmen, me da usted la pista para mi próximo artículo. El tema del 'don' y la minúscula, que parece que es de difícil entrada en las molleras hispanas, siempre tendentes a lo solemne y mayúsculo.

    Buenos días,
    Mario

    Y añado, extraído del DRAE:

    Por otra parte, por razones de respeto, los títulos de los miembros de la familia reinante en España suelen escribirse con mayúscula, aunque vayan seguidos del nombre propio de la persona que los posee, al igual que los tratamientos de don y doña a ellos referidos: el Rey Don Juan Carlos, el Príncipe Felipe, la Infanta Doña Cristina. En el resto de casos, por norma general, se escribirá en minúscula.

    * * * *

    No más Don Mario, por favor, no me hagan rey, que siempre he sido republicano, además.

    ResponderEliminar
  8. Don Mario (la mayúscula del "don" procede por encabezar frase), ha sido una sorpresa, además de una acertada idea, el "bloguerizarse". Ahora irá tanto la montaña a Mahoma como Mahoma a la montaña. Un enorme placer poder aprender, aunque ya sabe de mi dura mollera y mis reincidencias en errores garrafales, tenga paciencia.
    Un saludo, y queda usted linkeado.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por enlazarme.

    Buenos días,
    Mario

    ResponderEliminar
  10. Me refería al Manual de estilo de la lengua española de José Martínez de Sousa. Ediciones Trea.

    Lo tengo encima del escritorio y es una obra de referencia indispensable en su biblioteca.

    Se la recomiendo.

    ResponderEliminar
  11. Ah, sí, claro, el Manual de estilo de la lengua española de José Martínez de Sousa. Muchas gracias, don Blumm, y buenas tardes.

    Mario

    ResponderEliminar
  12. Querrá usted decir: nadie duda "de" cómo escribir... Podría escribir usted una entrada sobre eso, sobre la eliminación misteriosa del de(supongo que por el fantasma del dequeísmo).
    Saludos,
    Adriana.

    ResponderEliminar
  13. No sé a qué se refiere, señora o señorita Adriana.

    Buenas noches,
    Mario

    ResponderEliminar
  14. Pero si ha añadido usted el "de" en su post... antes ponía: nadie duda, digamos, cómo escribir y ahora está correcto: nadie duda, digamos, de cómo escribir...
    A mandar.

    ResponderEliminar
  15. Me temo que usted tiene un problema de miopía, estimado.

    ResponderEliminar
  16. Qué fuerte... antes de la corrección lingüística, está la corrección ética.

    ResponderEliminar
  17. Es correcto usar el Titulo de Dona en el nombre de una persona en un diploma:
    ejemplo Diploma : Dona Juana Rivera

    ResponderEliminar