sábado, 29 de agosto de 2009

Giros

Espoleado por el amigo Don* Antonio, vuelvo a las andadas. Quizá haya sido también la indignación necesaria para quitarse uno las perezas y volver al teclado. Esto he escuchado en un informativo de Telemadrid, esa televisión, sobre las decisiones de Zapatero de subir impuestos.

"Zapatero da un giro de 360 grados a su política fiscal".

Todos, que hemos ido al colegio, entendemos que si uno da un giro de 360 grados se queda lo que viene siendo (permítamente el coloquialismo), igual.

Giros de 180 grados, periodistas de Telemadrid, por favor.

*PS: Don Antonio prefiere el uso de la mayúscula para la fórmula de cortesía 'don', pero no olvidemos que se debe escribir con minúscula: "Hola, don Andrés, ¿qué quiere tomar?".

miércoles, 12 de agosto de 2009

El puntico

A menudo uno observa, perplejo, placas conmemorativas forjadas en hierro y cargadas de solemnidad y altos cargos, que dan cuenta de tal inauguración, con la presencia de tales importantes señores, que tuvo lugar tal día de tal año. Pues bien, es frecuente encontrar tal año mal escrito, es decir, con el puntico de marras.

El 9 de septiembre de 2.004, SS. MM. los Reyes inauguraron este cortijo...

Lo correcto es 'El 9 de septiembre de 2004, SS. MM. los Reyes inauguraron este cortijo...', ya que los años son números ordinales y no cardinales. No hablamos de kilos de patatas, sino del orden en que archivamos el paso (y peso) de la Historia.

Buenos días,
Mario

PS: Recuerdo una de esas placas, o algo parecido, en Ciudad Real, cerca del Mercado de Abastos. Son exactamente unas grandes macetas diseñadas por algún arquitecto lumbrera, que muestran con ridículo orgullo su fecha de construcción, con tan lacerante puntico.

domingo, 2 de agosto de 2009

Digresión

Leo un comentario de un escritor, más o menos aficionado, pero hombre de letras, no diré su nombre por respeto, aunque es como el de un famoso futbolista, la siguiente frase: "Te quedas con las ganas de conocer la "historía" que transcurre en el Congo ¿disgresiones de Nabokov?".

Que un aficionado a la literatura, que presume de leer a Nabokov, se permita un patinazo de semejante cariz, le hierve la sangre a uno, y la tensión de uno no está para tarambambanes, o como se diga.

Digresión, digresión, digresión.

digresión.
(Del lat. digressĭo, -ōnis).
1. f. Efecto de romper el hilo del discurso y de hablar en él de cosas que no tengan conexión o íntimo enlace con aquello de que se está tratando.

La causa de este error puede venir de de la asociación mental a términos que pueden resultar familiares como disquisición, discusión...

Un dislate, eso es lo que es.

Buenas noches,
Mario