miércoles, 12 de agosto de 2009

El puntico

A menudo uno observa, perplejo, placas conmemorativas forjadas en hierro y cargadas de solemnidad y altos cargos, que dan cuenta de tal inauguración, con la presencia de tales importantes señores, que tuvo lugar tal día de tal año. Pues bien, es frecuente encontrar tal año mal escrito, es decir, con el puntico de marras.

El 9 de septiembre de 2.004, SS. MM. los Reyes inauguraron este cortijo...

Lo correcto es 'El 9 de septiembre de 2004, SS. MM. los Reyes inauguraron este cortijo...', ya que los años son números ordinales y no cardinales. No hablamos de kilos de patatas, sino del orden en que archivamos el paso (y peso) de la Historia.

Buenos días,
Mario

PS: Recuerdo una de esas placas, o algo parecido, en Ciudad Real, cerca del Mercado de Abastos. Son exactamente unas grandes macetas diseñadas por algún arquitecto lumbrera, que muestran con ridículo orgullo su fecha de construcción, con tan lacerante puntico.

17 comentarios:

  1. Buenos días don Mario;

    La verdad es que ayer mismo al poner el año de nacimiento de mi padre, en la cabecera de su blog, tuve esa duda del punto, por ejemplos como el que cuenta.
    Soy de C-Real, pasé mi niñez cerca del lugar mencionado, frente a la Catedral, pero en aquellos tiempos no existían dichas macetas

    Saludos y gracias por la lección

    ResponderEliminar
  2. Útil lección, como todas. Y no puedo recordar si le tengo a raya al puntico...En encabezamientos de carta, seguro que no lo pongo, pero en fechas de nacimiento, ahora dudo...

    P.D. Y aprovecho estas líneas para agradecer sus desvelos, si los hubiere.

    ResponderEliminar
  3. Yo confieso que más de una vez coloqué el puntito.
    GRACIAS MAESTRO por sus lecciones.
    Bicos

    ResponderEliminar
  4. Yo hasta ahora he puesto el puntito cuando me ha salido de las narıces y no lo he puesto cuando no he tenido ganas. Por supuesto que esa sutıl dıferencia era desconocida por quien esto escribe.A partır de ahora lo voy a tener en cuenta siempre que escriba, pongamos por ejemplo, la fecha de mı nacimiento para que la gente me haga regalos.
    Hoy me he declarado en huelga de acentos y no he puesto ni un solo acento en todo este comentarıo.

    Buenas noches, don Mario.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  5. Es Vd. un rebelde, Don* Antonio.

    Buenas tardes/noches, pues.

    Mario

    PS: Y gracias a Begoña, Carmen y Dilaida por sus amabilísimas palabras. No las merezco.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Nada, nada don Mario. Disculpe, que primero disparo y luego pregunto. Tengo el índice ligero. Si ha quedado rastro del comentario, ya conoce mi propuesta.

    ResponderEliminar
  8. Sr. Passy,

    A mí me gustaría saber qué decía Vd. en el comentario que Vd. mismo eliminó.
    He entrado en sus blogs y me he dado cuenta de que son muy interesantes y de que hay una entrada dedicada a don Mario Moliner. Ya le comentaré alguna cosa otro día desde sus mismos blogs.

    Un cordial saludo,

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  9. Don Mario,

    A ver si nos explica Vd. un día, o una noche, por qué maldita razón en Español todas las palabras que empiezan por “ue” deben llevar “h”. Es que no entiendo por qué cojones tenemos que decir “huevos”, pero “oval”, “ovario”, y “hueso” al lado de “óseo”, “osamenta”, y así “ad infinitum” casi.

    Muchas gracias y buenas noches.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  10. Estimado Don* Antonio,

    Como ya dije en otra ocasión, aquí estoy para corregir, no para responder. Sinceramente, no tengo repajolera idea de por qué huevo va con hache y oval sin hache. Como mobiliario con be y móvil con uve o caballo con be y 'cheval', en francés, con uve.

    Y en cuanto a la propuesta de Passy, lo mismo le digo. La canícula no me ayuda a pensar en preposiciones, ya me comprenderá usted.

    Buenas noches,
    Mario

    ResponderEliminar
  11. Don Mario,

    Yo le voy a explicar lo de “mobiliario” y “móvil”, y “caballo” y “cheval”.

    En Latín existe el verbo “movere” [mover]. Tiene varios derivados:

    “movibilis” > “movi(bi)lis” que da “móvil”
    y > “mo(vi)bilis” que da “mueble”, “mobiliario”, etc.

    Del Latín “caballus” tenemos “cavall” en Catalán y “cheval” en Francés, porque la “b” intervocálica en ambas lenguas evoluciona a “v”, mientras que en Español se mantiene como “b”.

    ¿Le ha gustado la explicación?

    Buenos días.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  12. Don Mario,

    Veo que ahora Vd. supervisa todos los comentarios antes de que salgan publicados. No tenga Vd. miedo alguno, que todos los que escribimos en su blog lo hacemos con la mejor intención y nuestros dardos puede que piquen algo, pero nunca son mortales, porque Vd. es un hombre genial, con buen sentido el humor y con exuberantes conocimientos de Lengua. Por todo ello nos interesa tenerlo siempre vivo y coleante.

    Buenos días (bis), don Mario, cuya vida guarde Dios muchos años. Cuídese mucho.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  13. He descubierto un blog dedicado a la Literatura Comparada. En él podrán Vds.leer los mejores comentarios sobre obras cumbres de la Literatura Universal. Están escritos con rigor y corrección ortográfica total, de forma que nuestro estimado don Mario no tendrá trabajo alguno en corregir.
    Les comunico esto porque me gusta compartir todo lo bueno. Aquí tienen Vds. el enlace:

    http://heexistidoenlasultimastardes.blogspot.com/

    Buenas tardes para todos.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  14. Don Mario, quizás le interese conocer a este otro justiciero ortográfico, que trabaja en la calle:

    http://www.elpais.com/articulo/revista/agosto/justiciero/ortografico/elpepirdv/20090821elpepirdv_4/Tes

    Lo que no sé es cómo se puede hacer justicia, por ejemplo, en los titulares o rótulos televisivos, donde cada vez abundan más faltas como, ayer en el teleberri de EITB: 'Carabanas en Bilbao'; y otras que he detectado en especial en ese medio últimamente. Algunos son descuidos, supongo que por las prisas, pero otros son errores imperdonables para personas cuyo trabajo es el lenguaje (a no ser que el trabajo de los periodistas sea hoy otro, que también puede ser).

    ResponderEliminar
  15. Estimado don Mario,

    Alguien le ha copiado el formato del blog: he localizado uno muy bueno con el mismo formato. A continuación le dejo la dirección, por si es de su interés:

    http://www.librosdeguadalajara.blogspot.com/

    Que tenga Vd. un buen día.

    Cordialmente le saluda,

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  16. Don Mario,

    Echo mucho a faltar sus escritos y sus comentarios en el blog.
    Supongo que se habrá tomado Vd. un merecido descanso. Cuide Vd. su salud y vuelva a aparecer en este foro con ese su espíritu juvenil, como antes.

    Que pase Vd. un buen día, estimado don Mario.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  17. Estimado *Don Antonio,

    Me encuentro algo agostado, si me permite la expresión, en estos días de final de verano en los que el calor no remite. Cómo envidio, no crea, a un Manuel Alcántara, maestro de periodistas, con su capacidad para la escritura diaria y constante. En fin, unos están allí, otros aquí. Gracias por su interés, de verdad.

    Buenos días,
    Mario

    ResponderEliminar