miércoles, 30 de diciembre de 2009

Por un 2010 bien hablado (y mejor escrito)

Como diría el bueno de Don* Antonio, "me suda la polla tres cojones" si se escribe puyazo o pullazo. Bueno, no exactamente; me afecta, importa e interesa, pero va a ser que estoy algo desganado, vaguete, si quieren, y no me apetece ahora ponerme con mis magisterios de jubilado. Sé que prometí ponerme con esa cuestión, pero me van a permitir Vds. un poco de solaz navideño.

Pero no quería pasar por alto la oportunidad de desearles un próspero y feliz año 2010, con el ojo siempre avizor en la corrección de nuestro querido español, amenazado por varios frentes, entre los que se encuentra la indiferencia, la estupidez innata y el despiste generalizado. Es misión de todos velar por nuestra hermosa lengua castellana.

Les agradezco también el apoyo y la atención que, con sus comentarios y palabras de aliento, han brindado a este humilde blog de neófito tecnológico, que el año venidero promete seguir dando guerra.

Que ustedes lo pasen bien.
Buen año,

Mario

11 comentarios:

  1. Don Mario, se agradece este momento de "abandono" que le hace tan humano.
    Gracias a usted, no sólo por su tiempo y por los puntos sobre las ies, sino por su sentido del humor y por esta decisión acertada, por muy neófito tecnológico que se considere (para cualquier contrariedad tiene usted al sobrinito, al que también le deseo un feliz 2010, aunque a usted primero, que para eso usted es usted).
    Lo dicho, don Mario, gracias a usted, siempre.

    ResponderEliminar
  2. Amigo don Mario,

    Es Vd. muy grande, hablando de inteligencia, ironía y buen sentido del humor. Ésta no me la esperaba y tengo que decirle la verdad: me ha cogido Vd. en calzoncillos, por no decir en bragas, que sería más normativo, pero menos adecuado, porque alguien podría pensar que la prenda que protege mis partes pudendas son unas bragas y no unos calzoncillos. Y de eso podría concluirse algo que sí sería un auténtico puyazo o pullazo: que alguien pudiese dudar de mi género, aunque siempre me quedaría el consuelo de pensar que muchas veces las apariencias engañan.


    Entonces yo me sitúo, por si a alguien con este lío le queda alguna duda, en mi lugar correspondiente, en el mismo en el que está Vd. Resumiendo: que a mí, al igual que a Vd. por lo que veo, lo que realmente me suda es la polla, y el hecho de que se diga, o se deba decir, puya o pulla, con sus consiguientes puyazo o pullazo, me la lleva floja, pero que floja.

    De todas formas, si yo he utilizado esa palabra, o, si prefiere, ese palabro, al referirme a una posible reacción o reprimenda suya ante un error cometido por el que esto escribe, tenga Vd. en cuenta que siempre ha sido con sentido metafórico. ¿Cómo iba yo a sospechar que Vd. fuese capaz de tamaña reacción ante un lapsus mío? Porque Vd. es una buena persona y un bien nacido, y Vd. es incapaz de hacer daño alguno a nadie.

    Como a mí no me importa reconocer mis deficiencias, le confieso que he tenido que recurrir al Diccionario de la RAE para asegurarme de lo que sigue:

    puya: del Lat.vulgar pugia (puñal)
    puyazo: herida que se hace con la puya

    pulla: del Port. pulha (dicho obsceno)
    pullazo: alusión metafórica e irónica dirigida a una persona.

    Bueno, vamos a dejarnos de hostias y pollas en vinagre, y vayamos a lo importante y a lo auténtico: pues a eso, que yo le deseo a Vd. y a todos los suyos, incluido su sobrino, por supuesto, toda la Felicidad del mundo y toda la Suerte para este Año Nuevo que se aproxima, y para muchos, pero que muchos más.

    Reciba un gran abrazo y toda mi admiración, con todos mis respetos y mi cariño, don Mario.

    Don Antonio

    PS.: Como bien sabe, yo utilizo las mayúsculas para darle mayor énfasis a lo que digo y, si para alguien ésta no es causa suficiente, pues a lo de siempre: porque me sale de los cojones y me suda bastante que me tache alguien de desconocedor de las Normas Gramaticales y de la Ortodoxia Lingüística.

    ResponderEliminar
  3. El sobrino de don Mario31 de diciembre de 2009, 0:42

    Estimado don Antonio,

    Me he DESCOJONADO hasta las lágrimas, en el mejor sentido del término DESCOJONAR, con su comentario, que no tiene desperdicio ninguno. Por alusiones, también a El Patio, feliz año para ustedes también y sigan así.
    : )

    ResponderEliminar
  4. También te deseo lo mejor amigo, feliz año.

    ResponderEliminar
  5. Amigo don Mario,

    Habrá Vd. podido comprobar que, en mi Felicitación para el 2010, me he salido de mis hábitos corrientes renunciando al Don/don y al Vd. momentáneamente. Por favor, no crean, ni Vd. ni su Sr. Sobrino, que me he vuelto loco o que he perdido las formas. Sigo siendo el que era, y pienso seguir siéndolo durante muchos años, ¡eso espero! Lo que ha pasado es que con eso de Las Fiestas, La Alegría, el cambio de año, y toda esa Parafernalia que acompaña estas celebraciones, he prescindido de algunas fórmulas y hábitos y me he dejado ir a mis anchas.

    Pero, pasado ya casi entero el primer día del Año Nuevo, sin que me haya tocado ni la Lotería, ni nada por el estilo, he decidido regresar a mi forma natural de ser, que creo que es la más adecuada y la que mejor me encaja.

    Reitero, para Vd., para su Sr. Sobrino, y para todos sus seres queridos, mis mejores deseos para este año 2010 y los siguientes, que estoy seguro de que serán una serie interminable.

    Les envío un gran abrazo,

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  6. Aunque ya estrenado el año...
    Les deseo a "Dones y dones y doñas" que no pierdan el sentido del humor, tanto con las pullas como con los puyazos.
    Y un abrazo grande por hacerme sonreir

    ResponderEliminar
  7. Estimado Señor don Antonio:
    Acabo de atravesar el umbral de un neófito tecnológico con pretensiones de usar correctamente nuestra hermosa lengua española. Eso lo honra, pues en estos tiempos que corren parece ser que la gente experimenta un enorme placer en denigrar, insultar, cercenar idioma tan noble. Cada vez encuentro a menos hispanohablantes que lo sean en sentido propio, es decir, que realmente velen por el correcto uso de su lengua; que la cuiden, que no la empobrezcan, que eludan los errores... Y si hablamos de la jerga que suele emplearse en Internet, mejor callar.
    A todos ustedes los remito a mis blogs: uno que creé a modo de diario para denunciar una situación injusta que estaba viviendo y otro dedicado al excelso, sublime coro de niños de Tölz. aquí el primeroy acá el segundo.
    Muchos saludos sin faltas de horticultura y con los signos de puntería en su sitio (ambas bromas de Les Luthiers, genios del humor argentinos).

    ResponderEliminar
  8. Amiga Euterpe,

    porque ya nos conocíamos de antes, tengo que agradecerte tus palabras elogiosas y felicitarte por tu dominio y pulcritud a la hora de escribir. Está muy bien que existan personas, entre las que también tenemos que incluirte a ti, que defienden el uso correcto y adecuado de ese precioso don que la Naturaleza nos ha dado, que es La Lengua Castellana.

    Veo que, en tu comentario, te diriges a mí, que no soy más que un acólito de don Mario. Aquí los méritos son de don Mario, que es el que dirige y encabeza este espacio tan elegante y tan pulcro, aunque también compruebo que últimamente nos tiene un poco abandonados a quienes tenemos ansia y deseo de aprender de él. Pienso que debe ser que está entretenido con otras ocupaciones, y que esto lo va a solucionar pronto, haciéndonos partícipes de su Sabiduría.

    Yo conozco, como bien sabes, tus dos blogs, y desde aquí animo a todo el que quiera saborear la Sensibilidad por la mejor Música, y la calidad personal de una mujer de máxima categoría, a que visiten tus dos espacios, que son como dos rincones del Paraíso Terrenal para los creyentes, y dos locus amoenus (loci amoeni en plural), para los que tenemos no sé si la suerte o la mala suerte de creer sólo en nuestros propios dioses, que, también hay que decirlo, son universales, porque son, entre otros, el Amor, la Solidaridad, el Bien, la Fraternidad, y así sucesivamente.

    Saludos para don Mario y un buen beso para Euterpe, Musa del Parnaso.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  9. Perdone usted, don Mario,, quería poner eso y se me fue el don Antonio por estar leyendo los comentarios de arriba y porque conozco al susodicho. Claro que el mérito es suyo, aunque Vd. tiene a sus acólitos, como el tal don Antonio; y en fin, me incluiré yo también si se trata de defender nuestro idioma.
    Abrazos a todos y gracias, Antonio, por recomendar mis blogs y por hablar tan bien de esta musa del Parnaso que ha dejado a Apolo con su lira -entonando un desgarrador Planto por el desprecio de Dafne y su ulterior transformación en laurel que deja al febo fuera de juego, aunque siempre le quedará la corona del mencionado árbol, pero no es lo mismo, caballeros. Este Apolo nunca va a superar lo de Dafne ni lo del rudo campesino que prefirió la música de Pan y ahora anda por ahí con orejas de burro. Ay: a veces me aburren las historias de mis compañeros y sus conflictos con los mortales. Yo prefiero hacer música e inspirar a artistas.
    VALETE.

    ResponderEliminar