jueves, 18 de marzo de 2010

La i en el exilio

Ahora resulta, y tal vez fue así, que los intelectuales y demás que se exiliaron no vivían tan mal, como ojeo en un ensayo de Jordi Gracia, titulado A la intemperie. Pensemos en Francisco Ayala, Altolaguirre o Luis Buñuel. Que vivían mejor en México y en Estados Unidos, en Argentina, que en el Madrid de la carcundia del generalito. A su aire, libres, y con la vitola de un cierto victimismo heroico que, oye, ni tan mal.

Estas buenas gentes se exiliaron con todas las letras y, pese a que se adaptaron a las nuevas coordenadas, a más de uno no le hizo ni maldita la gracia. No se exilaron, no fuercen a la i al exilio, almas de cántaro.

Me he ido algo por las ramas. Pero la lección es clara. Los intelectuales españoles republicanos se exiliaron tras la guerra civil, no se exilaron. ¿Por qué? Porque lo digo yo. También porque viene del latín, exilium, y porque la RAE apuesta por la fórmula exiliar, que no exilar.

Buenas tardes,
Mario

9 comentarios:

  1. Vaya, pues se agradece que lo diga usted, porque yo tenía mis dudas. Lo había visto escrito en más de una ocasión con la "i" en el exilio. Que se va a ir usted por las ramas, nada de nada, su introducción ha sido genial, como el porqué de la cosa, porque lo digo yo.

    ResponderEliminar
  2. Don Mario,

    Muy oportuna esta lección que nos da hoy sobre el exilio, los exiliados, y la Guerra Civil (y lo escribo con mayúscula para darle más importancia, y, si no me creen o no lo consideran motivo suficiente para contravenir la Ortodoxia del lenguaje, pues, por eso, porque me da la gana. O ¿es que no puedo yo hacer yo lo que me dé la gana?).

    Es verdad que hay bastante gente que se las quiere de dar de anglófilos o conocedores del Inglés más de lo que es necesario, y dejan su huella por todas partes, de la misma forma que los perros marcan su terreno con una puntual emisión de líquidos que apestan al olfato de los que no somos perros. Y digo esto porque incluso los que tenemos bastante con el Castellano y no necesitamos alardear de conocer el Inglés sabemos que exilio en Inglés es exile, sin la -i-. Puede que la mala pronunciación de exilar, en lugar de exiliar, proceda de ahí. Que esto es lo mismo que decir párking en lugar de aparcamiento, o stop en lugar de pare, como yo he visto en las señales de tráfico en Argentina. Además, saber Inglés en nuestra época ya no te distingue de nadie, porque casi todo el mundo sabe poco o mucho de ese idioma que cabará por dominarnos, si no nos vacunamos contra ello.

    Dejo ahora de lado mi evidente anglofobia y paso a explicarme con cierta seriedad. Tanto exiliar como asilar proceden de los correspondientes exilio y asilo, palabras que el público ignorante y desprevenido tiende a acercar, cuando, por su origen, aún procediendo ambas del Latín (De dónde si no?), no tienen nada que ver una con otra.

    Veamos: exilio procede de exilium, que es una palabra exclusivamente latina, mientras que asilo, viene del Latín asylum que, a su vez, procede del Griego ἄσυλον (sitio inviolable).

    Por otra parte, debemos no incriminar demasiado a los que pronuncian exilar, aunque sea incorrecto, porque, como sabe todo el que está algo avezado en los temas lingüísticos, la Lengua tiende a regularizar y homogeneizar las palabras.

    A mí lo que realmente me revienta es cuando oigo pronunciar preveer en lugar de prever, que es lo correcto. Claro, lo que pasa en estos casos es que esos mismos analfabetos de la LOGSE no han aprendido en los Cursos de Latín que debieran haber seguido que prever viene del Latín praeuidere (praevidere), mientras que proveer viene de prouidere (providere), palabras que sólo comparten el prefijo pro- que significa en Latín lo mismo que en Castellano.

    Espero, don Mario, que entienda Vd. y comprenda mi dureza, la de hoy, al expresarme como lo hago. Es que hoy no es mi día y me he levantado con el pie izquierdo.

    Reciba Vd., don Mario, mi acostumbrada admiración y un cordial saludo.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  3. Donde escribí
    prouidere (providere)
    quise decir
    prouehere (provehere)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, ¿de dónde sacaste esa etimología?
      Gracias!

      Eliminar
  4. Ahí va el texto definitivo, sin erratas esta vez. Eso espero.

    Don Mario,

    Muy oportuna esta lección que nos da hoy sobre el exilio, los exiliados, y la Guerra Civil (y lo escribo con mayúscula para darle más importancia, y, si no me creen o no lo consideran motivo suficiente para contravenir la Ortodoxia del lenguaje, pues, por eso, porque me da la gana. O ¿es que no puedo yo hacer yo lo que me dé la gana?).

    Es verdad que hay bastante gente que se las quiere de dar de anglófilos o conocedores del Inglés más de lo que es necesario, y dejan su huella por todas partes, de la misma forma que los perros marcan su terreno con una puntual emisión de líquidos que apestan al olfato de los que no somos perros. Y digo esto porque incluso los que tenemos bastante con el Castellano y no necesitamos alardear de conocer el Inglés sabemos que exilio en Inglés es exile, sin la -i-. Puede que la mala pronunciación de exilar, en lugar de exiliar, proceda de ahí. Que esto es lo mismo que decir párking en lugar de aparcamiento, o stop en lugar de pare, como yo he visto en las señales de tráfico en Argentina. Además, saber Inglés en nuestra época ya no te distingue de nadie, porque casi todo el mundo sabe poco o mucho de ese idioma que acabará por dominarnos, si no nos vacunamos contra ello.

    Dejo ahora de lado mi evidente anglofobia y paso a explicarme con cierta seriedad. Tanto exiliar como asilar proceden de los correspondientes exilio y asilo, palabras que el público ignorante y desprevenido tiende a acercar, cuando, por su origen, aún procediendo ambas del Latín (De dónde si no?), no tienen nada que ver una con otra.

    Veamos: exilio procede de exilium, que es una palabra exclusivamente latina, mientras que asilo, viene del Latín asylum que, a su vez, procede del Griego ἄσυλον (sitio inviolable).

    Por otra parte, debemos no incriminar demasiado a los que pronuncian exilar, aunque sea incorrecto, porque, como sabe todo el que está algo avezado en los temas lingüísticos, la Lengua tiende a regularizar y homogeneizar las palabras.

    A mí lo que realmente me revienta es cuando oigo pronunciar preveer en lugar de prever, que es lo correcto. Claro, lo que pasa en estos casos es que esos mismos analfabetos de la LOGSE no han aprendido en los Cursos de Latín que debieran haber seguido que prever viene del Latín praeuidere (praevidere), mientras que proveer viene de prouehere (provehere), palabras que sólo comparten el prefijo pro- que significa en Latín lo mismo que en Castellano.

    Espero, don Mario, que entienda Vd. y comprenda mi dureza, la de hoy, al expresarme como lo hago. Es que hoy no es mi día y me he levantado con el pie izquierdo.

    Reciba Vd., don Mario, mi acostumbrada admiración y un cordial saludo.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  5. Póngame, literalmente, a sus pies, amigo Don* Antonio.

    ResponderEliminar
  6. Amigo don Mario,

    No sea Vd. tan modesto ni excesivamente humilde. De todos es bien sabido que aquí el Maestro es Vd., y yo me honro aprendiendo de Vd.

    Lo que pasa es que Vd. es un poco perezoso a la hora de escribir y sólo nos transmite una parte mínima de lo que sabe.

    Vd., don Mario, es un torrente de Sabiduría y sentido del humor y la ironía.

    Reciba un cordial saludo.

    Buenas tardes.

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  7. Cara i!
    Un abrazo con mi admiración, que no cesa ni se exilia

    ResponderEliminar
  8. OIga don Antonio, no sea tan pedante. No necesita hacer tan tremendo despliegue de erudicion. Nadie se lo esta pidiendo.

    Facundo, su humildisimo servidor.

    ResponderEliminar