miércoles, 6 de octubre de 2010

Los títulos de los libros

Necesitamos más sangre, porque la letra parece que no entra si no es por vía coercitiva. Vengo indignado de un blog sobre libros en que escriben los títulos de los mismos sin ningún signo que los diferencie del resto de términos. Así, se cae en la confusión, en la ambigüedad, en la vaguedad y en la falta al respeto del lector.

Si leemos...

El tipo que odiaba todo de Marcos Estévez

...no sabemos si el título lo forman las ocho palabras o es que, simplemente, es 'El tipo que odiaba todo' (y así es, porque Marcos Estévez es el autor de ese hipotético libro).

Capítulo aparte es esa omisión flagrante de las comas, que evitaría la confusión de la que hablo.

Por otra parte, desde esta humilde bitácora me gustaría animar a los usuarios de redes sociales, así como a los periodistas y a todos aquellos cuyos mensajes tengan un mínimo de difusión a usar las comillas simples al hablar de libros en detrimento de las dobles, indicadas para las citas o declaraciones. Quedan más elegantes, no saturan el ojo y está mejor así.


'Cien años de soledad'

mejor que

"Cien años de soledad"


Buenos días,
Mario