jueves, 11 de agosto de 2011

Gente 'rallada'


Leo en internet frases como "Me rallo y me voy a Londres". En las bolsitas de queso parmesano Kraft leemos queso rallado. Quizá por ahí venga la confusión. Pero a lo que se refiere esa juventud que se va a Londres creyendo encontrar ahí salida a sus frustraciones es a las rayaduras mentales. Estas vienen de raya, como las rayas de cocaína, que dejan tantos cerebros trastocados a veces de modo crónico. No es lo mismo, entonces, una raya, que una ralla, que no sé qué diablos significa.

El queso, rallado. En Londres, nos rayamos. Y a la vuelta, ni te cuento.


16 comentarios:

  1. Respetado y admirado don Mario,


    Bienvenido sea Vd. nuevamente al mundo de la cibernética. Espero que esté Vd. en condiciones óptimas y que el calor que nos invade no neutralice el buen estado de sus neuronas.


    Me veo en la necesidad de decirle que ha metido Vd. la pata hasta el fondo del hoyo.


    Si consulta el Diccionario de la RAE, verá que existen:

    rallar.
    (De rallo).
    1. tr. Desmenuzar algo restregándolo con el rallador.
    2. tr. coloq. Molestar, fastidiar con importunidad y pesadez.
    3. tr. rur. Ast. Raer, rebañar los restos de comida que quedan en una olla o caldera.
    4. intr. Sal. Hablar descaradamente.

    y

    rayar.
    (Del lat. radiāre).
    1. tr. Hacer o tirar rayas.
    2. tr. Tachar lo manuscrito o impreso, con una o varias rayas.
    3. tr. subrayar.
    4. tr. Estropear o deteriorar una superficie lisa o pulida con rayas o incisiones.
    5. tr. C. Rica. Dicho de un vehículo: Adelantar o rebasar a otro.
    6. intr. Dicho de una cosa: Confinar con otra.
    7. intr. Amanecer, alborear. Rayar el alba, el día, la luz, el Sol.
    8. intr. Sobresalir o distinguirse entre otros en prendas o acciones.
    9. intr. Dicho de una cosa: Asemejarse a otra, acercarse a igualarla. Rayar EN lo ridículo.
    10. prnl. coloq. Arg., Chile y Ur. enloquecer (‖ volverse loco).

    sin que sea yo capaz de distinguir entre uno y otro.


    Por lo que respecta al uso de la palabra por parte de nuestra Juventud, me parece a mí que a ellos, y a ellas, lo que les pasa es que no se enteran de nada, y les suda la polla o el coño, según el sexo de cada cual, el buen uso de la Lengua.


    Reciba un afectuoso saludo y mis mejores deseos.


    Don Antonio

    ResponderEliminar
  2. Don Mario,

    Creo que no lo he entendido bien y, releído su artículo, no veo pega ni fallo alguno en él. Es impecable. Le ruego en consecuencia que deje sin efecto mi anterior puyazo, aunque le dejo en sus manos la libertad de publicarlo, porque algún interés tiene.

    Le envío un cordial saludo,

    Don Antonio

    ResponderEliminar
  3. Mi muy estimado Don* Antonio, casi consigue usted rayarme (con ye), pero sepa que a mi edad apenas me altero ya por nada, y sabía que en el segundo comentario, quizá más templado, vendría la rectificación.

    Va a parecer que quiero ensañarme con usted, cuando no hay intención más lejana en mí que esa, pero recuerde que, cuando hablamos de comentarios irónicos o lesivos para la moral y dignidad del interlocutor, hablamos de 'pulla', con dos eles.

    http://www.blogolengua.com/2010/02/puyas-y-pullas-ortografia-y-significado.html

    Espero que estos calores veraniegos, que por cierto alumbraron esta humilde bitácora que tiene como primer y último objeto ser una suerte de látigo del mal hablar y peor escribir, hace dos años, digo... ¿dónde iba? Lo siento, me he perdido. Quería decirle dos cosas:

    1ª Espero que esté usted bien y disfrutando del solaz veraniego como se merece.
    2ª Este weblog cumple dos años.

    Buenas noches,
    Mario

    ResponderEliminar
  4. No obstante, la segunda acepción no me la esperaba.

    rallar.
    (De rallo).
    2. tr. coloq. Molestar, fastidiar con importunidad y pesadez.

    Por lo que podríamos concluir que hay dos ra-y-ll-aduras:

    1ª La que es producto del fastidio de la gente ("No me ralles").
    2ª La que tiene que ver con un estado de confusión y desosiego generalizado, a menudo frecuente entre los jóvenes. ("Estoy rayado"). Como si uno tuviera una raya en el cerebro, vaya.

    --

    Le reconozco, Don* Antonio y demás lectores, que me estoy rayando. O 'rallando'. Me temo que voy a tener que pedir asistencia a instancias superiores.

    Buenas noches
    Mario

    --

    Dicho esto, me gusta mucho más ME ESTOY RAYANDO.

    ResponderEliminar
  5. ¿Encuentra usted alguna salida en este embrollo en que nos hemos metido?

    ResponderEliminar
  6. Tengo que decirles a ambos, maestros, que leer sus enjundiosos comentarios ha sido volver a renacer gloriosos tiempos.
    Aquí les dejo mi precisa aportación, y dejen ambos de rayarse (tratando de dar con el verdadero sentido de "rayarse" -no se trata de ninguna raya en el cerebro, Don Mario, ni figurada ni real, es una reiterada idea que no deja de aflorar. Don Antonio, entre tanto significado de "rallar" y "rayar", casualmente no se recoge el real) y de rallarse -fastidiarse el uno al otro con tanta pulla o puyazos-.

    Rayarse: Dícese de un estado mental en el que una reiterada idea, normalmente negativa, impide que el resto fluyan, e interfiere en las actividades diarias del sujeto: trabajo, relaciones sociales, descanso.
    Dicha acepción se derivó del disco rayado (estropeada o deteriorada su superficie), en el que una palabra, una frase o notas musicales se repetían constantemente como consecuencia del deterioro del vinilo, o por mal funcionamiento del gramófono, impidiendo que fluyese el resto de la canción.

    Ahora, cada uno que se raye o ralle como quiera, obsesionándose mentalmente con una idea, problema, o agobios en general, o metafóricamente haciéndose trizas y ralladura de limón, que al arroz con leche le da un toque estupendo.
    Tengas ambos buena noche.

    ResponderEliminar
  7. Amigo don Mario y amiga Señora Doña El Patio,

    Uno se levanta por la mañana, tras haber tenido un buen sueño, y empieza el día con el pie derecho, cuando lee los juiciosos y ricos comentarios de Vds. dos, porque son los dos juntos, y cada uno independientemente, un pozo de ciencia y de sentido del buen humor y del bien escribir, consecuencia todo ello del buen pensar.

    Está Vd., Señora Doña El Patio, llena de genio y figura: es Vd. una mujer sabia y elegante: y es Vd., don Mario, un sesudo y sabio hombre de Letras, capaz de encajar con elegancia cualquier pullazo que un descontrolado como yo pueda lanzarle.

    Me llenan de satisfacción y conocimientos sus comentarios, aunque también tengo que decirles que, al final de todo, me quedo con el ansia de distinguir entre rayado y rallado, lo mismo que entre pullazo y puyazo, pero eso no es debido a la ausencia de claridad en sus explicaciones, las de ambos, sino a mi falta de conocimientos suficientes y mi claridad de ideas, porque, aunque estoy ahora más bien que la hostia, el calor que nos invade no permite que mis neuronas se muevan con la agilidad que sería de desear.

    Reciban Vds. un cordial saludo mañanero, y un abrazo, diferente por necesidad según se trate de Vd., don Mario, o de Vd., Señora Doña El Patio.

    Antonio

    ResponderEliminar
  8. Respondo rápido que tengo unos recados pendientes. Antonio, recuerde lo que nos ha aclarado doña Patio: "Rayarse como un disco que se raya". Incontestable argumento.

    Buenos días,
    Mario

    ResponderEliminar
  9. Una vez más consulto el Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE sobre el uso de rayarse.

    4. En el habla coloquial de varios países de América, especialmente en el Cono Sur, y en el habla juvenil de España, se usa, como intransitivo pronominal (rayarse), con sentidos que van desde ‘trastornarse o volverse loco’ a ‘enojarse o hartarse’: «Un pibe se le puso al lado y empezó a bailar con ella. Pero la mina estaba casada, y el marido se rayó, lo encaró al pibe mal, y este sacó una navaja y le cortó el brazo» (Polimeni Luca [Arg. 1991]).

    ResponderEliminar
  10. Yo, para que lo sepan, me acabo de rayar con semejantes comentarios. Pero veo que ustedes disfrutan, así que, nada, a seguir dándole al ocio y al teclado.
    Buena mañana para todos. Y todas.

    ResponderEliminar
  11. De ser ustedes, yo me haría una ¿raya? de coca.

    ResponderEliminar
  12. Gran blog, hace falta más gente como usted

    ResponderEliminar
  13. Don Mario, vuelva. Es usted ameno y didáctico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Gracias, anónimos (los dos). Le haré caso (al último).

    Buenas noches,
    Mario

    ResponderEliminar
  15. Señor Mario Moliner, estamos necesitando personas como usted. Hoy me topo con su Blog y ya me lo estoy leyendo de punta acabo. MIL GRACIAS OTRA VEZ!

    ResponderEliminar
  16. Estoy de acuerdo con aquellos que prefieren rayarse a rallarse ya que siendo un verbo pronominal habría que acudir a la explicación del DPD para entender su significado a menos que lo que hagamos fuera rallarnos con rallador.

    He escrito un artículo con lo que opino al respecto en mi blog sepuededecir.com

    Un saludo,
    Marina

    ResponderEliminar